ASPAYM ha celebrado hoy su primera reunión en torno al programa Escuela de Pacientes. Este encuentro, coordinado por ASPAYM Andalucía, busca mejorar la salud de los socios de nuestras entidades a través del apoyo y formación entre iguales.

«Es un proyecto de intercambio de conocimiento y experiencia entre pacientes», expuso la directora general de ASPAYM Andalucía, Carmen Molina. «Nuestro objetivo es pretender divulgar los conocimientos como personas expertas en lesión medular y otras discapacidades físicas graves». Además de aportar el bagaje de la experiencia profesional, se busca ser preciso con unos cimientos científicos: «Será imprescindible una base de formación previa y habiendo adquirido una serie de conocimientos rigurosos en el sector sanitario».


Un momento de la reunión de la Escuela de Pacientes de ASPAYM

 

Como modelo para esta dinámica, ASPAYM ha mirado a la Escuela de Pacientes que ya existe en Andalucía. En ella se desarrollan varias aulas de formación especializadas en diferentes discapacidades. Entre ellas, la esclerosis el lupus o, claro, la lesión medular.

 

Formación de formadores y talleres específicos

Entre el 12 y el 13 de septiembre tendrá lugar la formación de formadores. En ella, la psicóloga Bibiana Navarro impartirá 6 horas de conocimientos para que los socios de ASPAYM puedan divulgar en posteriores sesiones.

Entre los temas que se abordarán; se incluyen cambios y consecuencias que se producen a raíz de la lesión medular o los autocuidados. Pero también se incluye el abordaje de cotidianeidades como la alimentación, el ejercicio físico o la incontinencia.

«Planteamos una serie de conocimientos rigurosos y profundos, para que los socios se coordinen con los sanitarios en posteriores formaciones», explicó Molina. «Los sanitarios podrán dar un punto de vista más científico, los pacientes mayor experiencia».

Tras esa formación, se prevé la organización de 3 talleres, de 2 horas de duración de cada uno. El primero, en torno a los cuidados genitourinarios. El segundo se vertebrará en torno a la mujer y la lesión medular. Por último, el tercero abarca la vida activa, el deporte adaptado y la rehabilitación.

Entusiasmo y perspectivas

La reacción inicial de las sedes ante esta primera reunión de ASPAYM en torno a su escuela de pacientes ha sido de entusiasmo. Las perspectivas de futuro de este proyecto de largo recorrido ya han animado a las entidades a proponer temas de futuro. Asuntos que preocupan también al día a día de las personas con discapacidad, como el dolor neuropático o la espasticidad.

El presidente de ASPAYM Andalucía, Antonio Millán, también haquerido valorar esta iniciativa: «El objetivo es poner en común a pacientes con expertos y dar a conocer buenas prácticas». Para Millán, esta propuesta para el entorno de ASPAYM es novedosa y considera que «merece la pena» incorporar nuevas ideas a las dinámicas de trabajo:

«La gente demanda esta clase de encuentros y los resultados que se obtendrán serán importantes», augura. «Se trata, en definitiva, de empoderar al paciente y al socio en su tratamiento y en sus condiciones de salud».

La Escuela de Pacientes de ASPAYM es un proyecto liderado por ASPAYM Andalucía y coordinado por Federación Nacional ASPAYM. En él participan las sedes de Catalunya, Toledo, Málaga, Murcia, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid e Islas Baleares . Este proyecto es posible gracias a una subvención concedida por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto de Sociedades.