La Junta de Andalucía ha entregado los galardones del XII Premio Andaluz a las Buenas Prácticas en la Atención a las Personas con Discapacidad en sus ocho modalidades. Un acto presidido en Sevilla por la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio. Estos galardones reconocen la labor de calidad realizada en la eliminación de barreras que impiden el normal desenvolvimiento de las personas con discapacidad.

En la modalidad de Promoción de la autonomía personal, se ha distinguido a VIAndalucía, la Federación de Asociaciones Aspaym Andalucía y Codisa-Predif, por las iniciativas y programas que desarrollan en el ámbito de la asistencia personal, en aras a promover una vida autónoma e independiente de las personas con discapacidad prestándoles el apoyo y la formación necesarias para realizar su plan individual de vida en su propio entorno.

En la modalidad de Atención al alumnado universitario, el jurado ha seleccionado a la Universidad de Almería, por la atención prestada a las personas con discapacidad en el ámbito universitario, desarrollando actualmente un Plan de actuación con enfoque transversal y participativo por medio de la Delegación del Rector para la Discapacidad, creando redes de apoyo, planes individualizados, así como las adaptaciones necesarias en diversos ámbitos.

En Medios de Comunicación se ha distinguido a Manuel Sánchez Vázquez ‘Manu’, “por su compromiso y defensa de los derechos de las personas con discapacidad divulgando en los diversos medios de comunicación una imagen positiva lejos de estereotipos y prejuicios, además de su colaboración altruista con las entidades que las representan”.

En la modalidad de Apoyo social, ha recibido el premio la Residencia ‘José López Barneo’, de la Diputación de Jaén, por desarrollar la atención integral y centrada en la persona a través de Protocolos de relaciones interpersonales y sexualidad para personas residentes con discapacidad física y psíquica, garantizando la dignidad de la persona así como la detección de situaciones de maltrato, abuso o violencia.

En Promoción de la accesibilidad universal y el diseño inclusivo, se ha distinguido al Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz), “por facilitar la participación ciudadana, en especial de las personas con discapacidad, en la gestión municipal de las actuaciones en materia de accesibilidad, logrando que la adaptación progresiva de los entornos existentes priorice sus necesidades”.

En la modalidad de Inserción laboral, la premiada es Asprodisis, por el desarrollo en el medio rural del servicio de apoyo a la inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual en Ronda y su Serranía, “logrando con éxito el desempeño de prácticas formativas en empresas y la incorporación al mundo laboral de estas personas, además de sensibilizar, informar y formar al entorno y al tejido empresarial”.

Asimismo, en Igualdad de oportunidades, la galardonada es la Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Trastorno Mental Grave, Asaenes, por el programa de atención a menores familiares de personas con problemas de salud mental que ofrece a niñas y niños acompañamiento a través de talleres y actividades lúdicas y de ocio, formativas, psicoeducativas y de apoyo escolar, para generar un espacio en el que expresen sus emociones y compartan sus experiencias.

En el apartado de Investigación, se ha seleccionado a la Fundación Francisco Luzón, por potenciar en el ámbito de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) la Investigación Traslacional, básica y clínica, de las enfermedades neuropsiquiátricas y neurológicas, generando sinergias positivas con entidades públicas y privadas, optimizando y potenciando los recursos disponibles, como el acuerdo de colaboración con la Fundación Bancaria ‘la Caixa’.

Asimismo, se conceden dos Menciones Especiales, a Belén Torres Vela, por su trayectoria comprometida con la transmisión de la realidad social de las personas con discapacidad ofreciendo una imagen inclusiva, real y plural de las mismas a través de los medios de comunicación e información; y, a Isabel Eugenia Pérez-Aguirre López, a título póstumo, por haber dedicado su vida a dar visibilidad al autismo en la provincia de Cádiz, creando servicios, programas y centros de atención así como alianzas con entidades públicas y privadas desde la asociación Autismo Cádiz, de la que fue presidenta desde 1988 a 2012.